Imprimir la información de la página

Casa del Consumidor en Isla de San Andrés cumple un año al servicio de los isleños y turistas

La Superintendencia de Industria y Comercio a través de la Red Nacional de Protección al Consumidor, continuará defendiendo la legalidad en la Isla, mediante la aplicación de la Ley 1480. Ya son más de 2 mil los usuarios atendidos en este periodo.

Cinco entidades (Superintendencia de Industria y Comercio, Superintendencia Nacional de Salud, Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, Superintendencia Financiera y Comisión de Regulación de Comunicaciones) brindan orientación a la comunidad a través de sus funcionarios.

Bogotá, 6 de Noviembre de 2018. Desde hace un año, la Red Nacional de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio ha puesto la lupa en la detección de irregularidades en la Isla de San Andrés, a través de su Casa del Consumidor. Un año en el que los ciudadanos y turistas que llegan a este lugar caribeño han podido ejercer sus derechos frente a la publicidad engañosa por redes sociales, costos excesivos, planes de turismo con información falsa, entre las más denunciadas.

Tras un año de servicio ya son 2.287 los usuarios atendidos en este tiempo, en el que se han atendido más de 200 trámites de demandas, denuncias, derechos de petición, solicitudes de registro de marcas, traslados, entre otros. Dentro de los servicios que se prestan en la Casa, se encuentra también el trámite de facilitación o acuerdo de voluntades, donde los ciudadanos han solucionado con rapidez y eficiencia, las controversias que tengan con los comerciantes en sus relaciones de consumo, cabe resaltar que de esta herramienta el 95% en la isla ha sido resuelto a favor del consumidor.

Por ser precisamente San Andrés un lugar predilecto para el turismo, muchas de las demandas que se han atendido en esta Casa del Consumidor han tenido que ver con el sector de las Aerolíneas, seguido de Tecnología y Telecomunicaciones y de Mensajería, Transporte de personas y Mercancías. Entre los derechos vulnerados consagrados en el Estatuto del Consumidor están garantía, información, protección contractual y publicidad.

Hay que resaltar que a nivel preventivo, la Casa del Consumidor San Andrés ha realizado cerca de 2 mil capacitaciones en su jurisdicción. Las capacitaciones efectuadas a Ligas y Asociaciones de Consumidores y Consejos de Protección al Consumidor; empresarios y comerciantes; instituciones educativas; Vocales de Control, entre otros, han sido bien recibidas por parte de los isleños que día a día demandan más este tipo de actividades. 

En esta Casa también se brinda atención personalizada no sólo a los servicios de la Superindustria, sino también los que brindan la Superintendencia Nacional de Salud, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, la Superintendencia Financiera de Colombia  y la Comisión de Regulación de Comunicaciones, acercando así, la institucionalidad a la gente. 

Legalidad, equidad y emprendimiento desde la RNPC

Recordemos que con la expedición en 2011 del Estatuto del Consumidor y para contribuir a su propósito de proteger y garantizar la efectividad y libre ejercicio de los derechos de los consumidores, así como amparar el respeto a su dignidad y a sus intereses económicos, nació a Red Nacional de Protección al Consumidor, con tres objetivos fundamentales:

  1. Defender los derechos e intereses comerciales y económicos de los consumidores colombianos frente a los posibles abusos y engaños de los proveedores de bienes y servicios.
  2. Trabajar por mantener un equilibrio en la relación que se da entre los consumidores y los productores o proveedores de bienes y servicios, basándose fundamentalmente en el respeto y el juego limpio que debe haber entre las dos partes.
  3. Estimular al ciudadano a participar activamente en la defensa de sus derechos como consumidor, invitándolo a convertirse en veedor permanente del respeto de tales derechos, e incentivando la creación de organizaciones ciudadanas que velen por la protección del consumidor.

Imprimir   -   Cerrar ventana